Miradas.

DR. M.C, CARDIÓLOGO ESPAÑOL.
COMPLEJO HOSPITALARIO SAN JOSE, SANTIAGO.

“Estaba en Inglaterra terminando la especialidad y en los próximos meses tenía que decidir qué iba a hacer. Había estado en Ecuador hace un par de años y quería volver a Sudamérica. Vi el aviso de Chile en España, mandé un mail tímidamente y me puse en contacto con MAV, entonces decidí venir acá, tenía ganas de un cambio de aire. Yo no me esperaba la ciudad como es, fue un impacto grato, Santiago es una ciudad cosmopolita, avanzada, es muy parecida a Europa. En el hospital tuve la oportunidad de hacer mucha casuística y eso me ayudó a aprender muchísimo de casos que no había visto en mi vida, además fui afortunado de tener compañeros que son geniales. En este año he crecido profesionalmente porque he aprendido mucho a valerme por mi mismo, a tomar decisiones, a ver casos difíciles, hacer cosas con menos recursos, inventar, desarrollas la imaginación y creatividad, tienes que improvisar, pensar y hacer las cosas, cuando éstas van bien te alegras. Además, he conocido cómo pacientes con menos nivel adquisitivo tienen una calidad humana excepcional y como ellos te agradecen, te llena mucho más que te regalen cosas materiales. Esta experiencia es fundamental para mi carrera y sin MAV yo no hubiera estado aquí, todo lo que prometieron al principio lo cumplieron, me han dado mucha confianza, si bien al principio es duro, te tardas unos meses en adaptarte, pero luego va todo sobre ruedas. El balance final es positivo, en una frase lo podría definir como; una experiencia personal y profesionalmente enriquecedora”.