Impacto Social.

La incorporación de talento profesional extranjero no sustituye, sino que complementa a la fuerza laboral local, aportando diversidad al sistema, mejorando la innovación y el cambio, y promoviendo la transferencia de conocimientos y competencias en ambas direcciones. El talento extranjero no solo suma, multiplica retroalimentando de experiencias y conocimientos a los profesionales del país, lo cual impacta directamente en el desarrollo económico y la prosperidad, reduce los niveles de pobreza y mejora el bienestar de la sociedad y la calidad de vida.